¿El café instantáneo es café real? Los expertos dicen ¡SÍ!

Si eres amante del café pero no tienes tiempo para preparar una taza hecha a mano, seguramente recurres al café instantáneo. Pero, ¿realmente es café de verdad o simplemente una imitación de su delicioso sabor? ¡Los expertos aseguran que sí lo es! Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber sobre el café instantáneo y por qué no debes subestimarlo.

El café instantáneo es una opción popular y conveniente para muchos bebedores de café. ¿Pero es café de verdad?

El café instantáneo está hecho de granos de café reales que se elaboran y luego se secan en polvo o gránulos. Si bien puede tener un sabor y una textura diferentes a los del café preparado, el café instantáneo todavía contiene cafeína y otros compuestos del café. Es por eso que los expertos en café lo consideran café de verdad.

¿El café instantáneo es café real? Los expertos dicen ¡SÍ!

Exploremos la historia y el proceso de fabricación del café instantáneo, comparémoslo con el café preparado y entendamos por qué los expertos en café tienen este punto de vista.

¿Qué es el café instantáneo?

El café instantáneo está hecho de granos de café tostados, molidos y preparados en un líquido concentrado, como el café de la mañana, pero más fuerte. Luego, el líquido se seca en polvo o gránulos, que se pueden rehidratar con agua caliente para preparar una taza de café.

La fabricación de café instantáneo implica deshidratar el café preparado, eliminando toda el agua, lo que concentra el sabor y el aroma del café.

Historia del café instantáneo

Las raíces del café instantáneo se remontan a finales del siglo XIX.

Alfonso Allais

escritor y humorista francés Alfonso Allais recibe crédito por haber inventado la primera forma de hacer café instantáneo, allá por 1881. El método de Allais consistía en mezclar agua caliente con café molido y luego agregar una pequeña cantidad de agua fría para que el café se asentara en el fondo de la taza. . El líquido claro en la parte superior podría luego eliminarse, dejando una solución concentrada de café que podría almacenarse y rehidratarse más tarde.

El invento de Allais fue un poco tonto y no tuvo éxito comercial, pero fue un precursor de métodos posteriores para hacer café instantáneo.

¿El café instantáneo es café real? Los expertos dicen ¡SÍ!
El museo Alphonse Allais en Honfleur, Francia, es marginalmente famoso por ser el museo más pequeño de Francia. Si observa de cerca, puede ver que Allais también parece haber estado interesado en el café de vertido. (© Jean Yves Loriot | Wikimedia Commons)

George Washington (no, ese no)

En 1906, un hombre de negocios belga-estadounidense llamado george washington patentó un proceso de secado del extracto de café en un polvo que podía rehidratarse con agua caliente.

Samuel Cate Prescott

ingeniero químico estadounidense y profesor del MIT Samuel Cate Prescott desarrolló un método de secado por aspersión para hacer café instantáneo en 1930.

El invento de Prescott implicó rociar un extracto de café líquido en una cámara calentada, donde el agua se evaporaría rápidamente, dejando un polvo fino. El polvo de café resultante se recogió y envasó para la venta como café instantáneo.

El invento de Prescott fue una mejora significativa con respecto a los métodos anteriores para hacer café instantáneo, como secar el café preparado en hornos o usar el secado al vacío, porque producía un producto de mayor calidad que era más soluble y tenía una vida útil más larga.

kato satori

Un equipo de investigadores dirigido por el químico estadounidense, kato satori (trabajó para Nestlé) inventó el primer café instantáneo comercialmente exitoso en 1938. El invento del equipo de Nestlé fue un café liofilizado, que conservaba el sabor y el aroma mientras eliminaba el agua.

El producto se comercializó bajo la marca “Nescafé” (¿oyó hablar de él?) y rápidamente se hizo popular, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el café recién hecho escaseaba.

David Strang

Luego vino el neozelandés David Strang, cuya contribución al café instantáneo se produjo en la década de 1950 cuando trabajaba para General Foods. Strang desarrolló un nuevo método para crear café instantáneo que involucraba una combinación de preparación, extracción y liofilización.

¿El café instantáneo es café real? Los expertos dicen ¡SÍ!
El antiguo edificio David Strang Coffee Mills en Invercargill, Nueva Zelanda (© Southlandinfo | Wikimedia Commons)

El proceso de Strang era diferente al de Kato en que involucraba el uso de una aspiradora para evaporar el agua del extracto de café, lo que resultaba en un producto más concentrado y de mayor calidad.

Cómo se hace el café instantáneo hoy

El proceso de convertir café preparado en café instantáneo en polvo o gránulos implica varios pasos, y la industria utiliza varios métodos diferentes. Los más comunes siguen siendo los métodos de secado por congelación y secado por atomización.

Secar en frío

En la liofilización, el líquido de café concentrado se congela primero en un bloque sólido. Luego, el bloque se coloca en una cámara de vacío donde el agua congelada se sublima directamente del estado sólido al gas, sin pasar por el estado líquido. El vapor de agua sublimado se condensa y se recoge como hielo sobre una superficie fría.

Este proceso de liofilización produce una estructura seca y porosa que es fácil de moler en polvo o gránulos. Algunos fabricantes prefieren este método porque da como resultado un producto de mayor calidad y más soluble, con poca pérdida de sabor o aroma.

¿El café instantáneo es café real? Los expertos dicen ¡SÍ!
Los cristales de café liofilizados se hacen en un liofilizador como este.

secado por aspersión

En el secado por aspersión, el café líquido concentrado se rocía en una cámara caliente donde el aire caliente evapora el agua rápidamente. Luego, las partículas resultantes se separan del aire caliente y se recogen como cristales deshidratados.

Este método es más rápido y económico que la liofilización, pero puede resultar en un producto de menor calidad con cierta pérdida de sabor y aroma.

Ambos métodos requieren que el líquido de café concentrado se formule cuidadosamente para lograr el sabor, el aroma y el color deseados. También se pueden agregar al líquido ingredientes adicionales como carbohidratos y antioxidantes para mejorar la estabilidad y la calidad del producto final.

Los gránulos de café instantáneo se envasan en recipientes herméticos para mantener la frescura y evitar que absorban la humedad prematuramente.

En general, convertir el café preparado en polvo o gránulos de café instantáneo implica procesos complejos y cuidadosos que se han perfeccionado durante la mayor parte de un siglo.

¿Es el café instantáneo tan bueno como el café preparado?

Si bien el café instantáneo está hecho de granos de café reales, no es lo mismo que el café preparado. El proceso de preparación del café normal generalmente implica verter agua caliente sobre los granos de café recién molidos, lo que extrae los compuestos de sabor y aroma de los granos. El líquido resultante se filtra o se separa del café molido, dejando una taza de café suave y sabrosa.

¿El café instantáneo es café real? Los expertos dicen ¡SÍ!

En términos de sabor, aroma y textura, la mayoría considera que el café instantáneo es inferior. Esto se debe a que el proceso de fabricación elimina algunos de los compuestos volátiles que le dan al café preparado su complejidad. Sin embargo, el café instantáneo es una opción conveniente para quienes desean una dosis rápida de cafeína o no tienen acceso a una cafetera.

¿Pero es café real?

Los expertos en café generalmente consideran que el café instantáneo es “café real” porque está hecho de los mismos granos de café que el café preparado.

Si bien el proceso de fabricación implica eliminar el agua del café preparado para concentrar el sabor y el aroma, el producto resultante todavía se considera café. El líquido concentrado está hecho de granos de café tostados, molidos y preparados, al igual que el café preparado.

Los expertos en café reconocen que el café instantáneo tiene un sabor y un aroma diferentes, pero aún tiene el contenido de cafeína y otros compuestos que se encuentran en el café, y proporciona un impulso de cafeína similar.

El café instantáneo ha sido popular durante más de un siglo y lo disfrutan millones de personas en todo el mundo. Tienes que darle crédito a él y a sus inventores por brindar una opción conveniente y fácil de preparar para las personas que no tienen el tiempo o el equipo para preparar una taza nueva.

Erik trabajó como periodista en el periódico de la provincia de Vancouver durante 18 años antes de fundar Bean Poet. Pasó la mitad de ese tiempo como editor de deportes y la otra mitad supervisando los canales digitales de la redacción. Lo gastó todo alimentado por el café, excepto por una fase de té verde de corta duración en 2003 que preferiría olvidar. Una vez, Erik pidió un espresso en Italia y vio cómo el barista tiraba sus primeros tres intentos por el fregadero antes de finalmente tomar uno que valía la pena servir. El café estaba divino.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link